icon contactContacto

Medición de la viscosidad durante el proceso de fabricación del queso procesado

Inline viscometer solutions for melted cheese process industries

Las materias primas lácteas tienen composiciones variables y deben ser corregidas. Para hacer queso procesado, las operaciones de horneado, mezclado, su velocidad y duración deben ser muy precisas para lograr la viscosidad esperada y la textura final deseada.

Medir la viscosidad del queso procesado

Cuando se añaden sales fundidas a los ingredientes, la consistencia del queso procesado puede variar: si es demasiado espeso o demasiado fluido, la calidad del producto está en desacuerdo con las expectativas del cliente. Las frecuentes interrupciones de la producción están vinculadas a estas variaciones de consistencia.

El seguimiento del proceso de fabricación y maduración del queso procesado se realiza fácilmente gracias a la instalación de un viscosímetro de proceso MIVI y su interfaz electrónica. El MIVI permite la determinación de características físicas como la consistencia, correlacionándola directamente con la viscosidad.

El uso del viscosímetro MIVI en el proceso de fabricación de alimentos

En esta aplicación, el viscosímetro de proceso MIVI está diseñado con una brida sanitaria tipo 3A que erradica la proliferación de bacterias. El sensor puede ser limpiado en su lugar, en el proceso, sin necesidad de desinstalarlo.

La instalación de un viscosímetro de proceso Sofraser MIVI permite alcanzar un ajuste óptimo de varios parámetros de proceso, garantizando la calidad del producto fabricado y manteniendo un alto nivel de satisfacción del cliente (cero quejas).

Gracias a las correcciones en las variaciones de material y a los ahorros realizados, el uso de un viscosímetro MIVI en este tipo de aplicación generalmente proporciona un retorno de la inversión en un plazo de 6 meses.

Descubra la hoja detallada en inglés sobre el uso del viscosímetro MIVI en procesos de queso procesado.